"Entre cristianismo y revolucion no hay contradiccion".